HERMOSILLO, Son.- Pisar una cancha del Ascenso MX por primera vez en su carrera como futbolista es un motivo de felicidad y orgullo para el arquero del equipo de Cimarrones de Sonora, Ángel Rubalcava.

 

Tras la lesión de su compañero Gabino Espinoza, que lo mantendrá fueras de las canchas alrededor de tres semanas, el guardameta de 25 años debutó con los sonorenses en la fecha pasada ante Correcaminos y aseguró no sentir presión alguna durante los 90 minutos de juego.

 

Cabe hacer mención que Rubalcava, se formó con Cimarrones de Sonora, de la ahora Liga Premier, (antes Segunda División) donde jugó del Apertura 2015-Clausura 2017.

 

“Bien, me siento tranquilo, a gusto, emocionado porque se dio mi debut, tal vez no lo esperaba pues se sacó un mal resultado. Pero igual feliz porque pude jugar por primera vez.

 

“Presión no sentí ninguna, ni nada de eso. Tenía mucha confianza en mí mismo, en mis compañeros, estaba tranquilo y no estaba para nada nervioso, y me sentí como si ya hubiera jugado antes por el trabajo que hemos venido haciendo”, expresó.

 

Para el elemento nacido en la capital sonorense, el haber enfrentado a un rival de Liga MX como es Morelia en el torneo de Copa MX, es de respeto, más no de temor.

 

“Es igual que los otros, nos sentimos muy superiores a muchos, jugamos un estilo de juego muy bueno, muy bonito y eso dimos en el juego, sigo dando lo mejor de mí para estar en la cabaña”, expuso.