Salvador Saldaña Galindo

 

CUAUTLA, MOR.- El nuevo técnico de Cuautla, Héctor Vidal lleva dos días trabajando con sus pupilos y se ha encontrado con un equipo mermado, las lesiones hay invadido el campamento arrocero y se tiene a cinco jugadores lastimados que forman parte del once titular.

 

A partir del pasado martes el técnico Vidal se metió de lleno a los trabajos con el equipo cuautlense y acepta que las bajas sensibles que tienen hasta el momento le han impedido trabajar de cara a su siguiente compromiso el próximo lunes 19 de febrero ante Albinegros de Orizaba,  en el estadio Olímpico de Oaxtepec.

 

“Primero el plantel está muy corto, hay jugadores lesionados que son titulares y no los hemos podido recuperar al cien por ciento, está el caso de Mario (González), Ricardo (Rosas), Abner (Galicia), Antonio Nava, esos son algunos de los jugadores que están resentidos.

 

Veo el equipo muy partido en las líneas, no hay juego de conjunto, ahorita estamos trabajando bastante en lo técnico-táctico, el aspecto mental es importante porque quiero hacerles saber que talento tienen y que en cualquier momento pueden despegar” señaló Héctor quien cumple con su cuarta etapa dirigiendo a los arroceros en la segunda división profesional.

 

Este día pisarán el estadio de Oaxtepec para entrenar y seguir puliendo detalles para el partido del lunes premier ante el líder Orizaba. Vidal espera recuperar por lo menos a los defensas centrales Gustavo Nájera y Ricardo Rosas para afrontar el partido de la jornada 7 de la Liga Premier Serie B.

 

Vidal le pide a la afición que tengan paciencia y desde el próximo lunes tratarán de que la situación cambie, ya que los cinco descalabros que suman les ha pegado anímicamente, es por eso que le pide a los seguidores que asistan para apoyar a los morelenses en el duelo frente a los Albinegros.

 

Cuautla se ubica en el onceavo lugar con tres puntos y los veracruzanos en lo más alto de la cima del grupo 2 con 18 unidades.